El término “feminazi” ¿realidad o invención?

Fuente: yahoo

Alba Campos, Iris Carbonell. Arturo García y Sandra Pons.

El famoso y relativamente nuevo concepto “feminazi” es un término usado en numerosas ocasiones por medios de comunicación, políticos y personajes públicos. Sin embargo ¿conocemos realmente el significado de este? ¿quien lo sacó a la luz? y sobre todo ¿lo usamos correctamente y en su debido contexto?

Al parecer en la mayor parte de ocasiones la respuesta a estas preguntas es no. Al salir a la calle a preguntar sobre el significado del término “feminazi”, sobre si la gente lo considera un insulto o sobre las características que  “deben” tener las feminazis, encontramos una gran variedad de respuestas.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

En la entrevista que se le hizo a la experta en igualdad Juana López, coordinadora técnica de las áreas de infancia, adolescencia, juventud y participación ciudadana del ayuntamiento de Quart de Poblet, además de experta en igualdad por cargos anteriores, el término“feminazi” es tan solo un concepto inventado, utilizado con una clara intención de perjudicar al movimiento feminista, el cual está en la actualidad muy fuerte y organizado.

Juana López considera que esta palabra, más que un insulto, es una burla a un movimiento que lleva décadas trabajando por los derechos de las mujeres, por el voto femenino en todos los países del mundo, por la incorporación de la mujer en el mundo laboral, por los derechos sexuales y reproductivos, etc, “Lo considero deshonesto y completamente vacío, con el único objetivo de manipular mediáticamente”, explica la directora.

Respecto a su opinión sobre si “feminazis” son aquellas que hacen sentir al hombre lo que viven las mujeres en la actualidad, afirma que es un tan solo un estereotipo que surge de la necesidad de reducir la realidad y, además, es origen de odio y discriminación. “Cuando menos conoces, más estereotipas”, aclara Juana López.

Fuente: Juana López

Origen del término “feminazi”

El origen del concepto de “feminazi”, tan de moda últimamente, tiene lugar en la década de los 90 y fue por primera vez utilizado por el periodista conservador de EE.UU  Rush Limbaugh. Según la filóloga Loli Pastor para el diario El Español,  Limbaugh asoció el movimiento de las mujeres que estaban a favor del aborto con los crímenes de los nazis hacia los judíos en el Holocausto, porque, según él, ambas cosas eran matar a personas sin ninguna razón.

Según la explicación de la RAE (Real Academia Española) a través de la red social Twitter, el término “feminazi” (acrónimo de “feminista” + “nazi”) se usa con intención despectiva y significa feminista radicalizada.

Como se menciona en el apartado de #género del foro elquintopoder titulado “El feminismo y la idiotez del término feminazi”, este vocablo alude también a que el feminismo utiliza la exageración como mecanismo para neutralizar a los hombres. En el mismo foro se habla del concepto “feminazi” como una “respuesta fácil”. Esto se refiere a que la gente no reflexiona verdaderamente sobre el machismo presente durante toda la historia de la humanidad y como se ha ido labrando el poder de los hombres. Los que acusan de “feminazi” a una mujer solo porque no quiere recibir piropos en la calle o por no querer depilarse, entre otras cosas, es debido a que no son capaces de comprender que “la desigualdad genera violencia”.

Polémica en las redes sociales

La publicación de la definición de “feminazi” por parte de la RAE hizo que las redes ardieran en críticas hacia la institución. La gran mayoría de los lectores aseguraron que se estaba hablando de una validación y legitimación del uso de una palabra despectiva hacia las mujeres y el feminismo. “No están solo comentando y lo saben. Están tomando partido en un debate y lo saben. Continúan dejando clara su postura misógina y lo saben.”, comentaba la usuaria de Twitter @IslandiaEsAmor.

Siguiendo con la red social Twitter, otro caso que desató gran polémica fue el del magistrado y portavoz territorial de Juezas y jueces para la Democracia Joaquim Bosch Grau. “Aún vivimos en un país con sectores muy reaccionarios. Cada vez que leo el descalificativo “feminazi”, puedo ver detrás actitudes que detestan la igualdad y que pisotean la memoria de las víctimas del nazismo”, reflexiona el magistrado a través de Twitter.

Actualmente, cuenta con más de 2.000 retuits y más de 3.000 “me gusta”, como dice el diario digital Público en su artículo “La aplaudida reflexión de un juez sobre el término machista ‘feminazi’”.

El juez publica este tweet con la intención de poner en el punto de mira este término tan común entre el vocabulario machista y de este modo conseguir su completa erradicación.

“Hembrismo” y “feminazismo” invenciones del machismo

Son muchos los que opinan que el “feminazismo” es una corriente radical hija del feminismo. La periodista Raquel Miralles en su artículo de eldiario.es “El problema son las feminazis”  afirma que el comentario de una amiga suya “las mujeres ya somos iguales a los hombres y los malos tratos es cosa de locos y psicópatas” es desacertado y que “las cifras están ahí y,como señala Amelia Valcárcel, no vivimos una igualdad real, sino un espejismo de la igualdad”. La periodista acaba su reflexión diciendo: “Si las feminazis son las mujeres que dicen ya basta al machismo, desde sus formas más sutiles a las más evidentes, quiero ser una de ellas”.

Y es que aunque muchos quieran cerrar los ojos ante la evidencia, los casos por maltrato físico y psicológico siguen estando muy presentes en nuestra sociedad. La periodista opina que no existen radicalismos en este tema y que este novedoso concepto ha sido fruto de una necesidad de desprestigiar al feminismo relacionándolo con el holocausto de la 2º Guerra Mundial y el nazismo.

Por otro lado, Montserrat Barba Pan en su artículo de About Español “‘Hembrismo’ y ‘feminazismo’, dos inventos de machismo” opina que “el feminazismo es un concepto creado también por el machismo que no se basa en una realidad, sino que forma parte del intento de deslegitimar al movimiento feminista, así como del desconocimiento acerca de lo que es el feminismo. Son términos creados por grupos o personas que se resisten a perder sus privilegios de género”. Además, añade que ambos términos, como bien hemos comentado anteriormente, fueron creados con el objetivo de desprestigiar la lucha por la igualdad entre géneros, la libertad de la mujer y en general la corriente feminista, el término “feminazi” “nace del odio a la mujer” afirma Barba Pan.

Y según Juana López, mencionada anteriormente, ninguno de los dos conceptos existe ya que no tienen ninguna base sólida, ni científica, ni filosófica ni ética. “No son conceptos que tengan un movimiento social detrás como lo tiene el feminismo”, afirmó la experta en igualdad.

Claudia Acebrón Morales, en su artículo de El Periódico “Aclarando términos: de ‘misandria’ a ‘feminazismo’” expone. “Desconozco si al utilizar feminazi, al incorporar en el término la palabra nazi, pretenden trasladar la idea de un nazismo misándrico que pretende, desde el odio, acabar con todos los hombres del planeta. Me parece una forma terrible y demasiado inconsciente de incorporar al término el nazismo”.

A la experta en igualdad Juana López, se le preguntó que si creía que el término “feminazismo” ha sido creado por una derecha patriarcal para cortar todo tipo de lucha por la igualdad. Su respuesta fue: “ El patriarcado está presente en todos los ataques respecto a la lucha feminista y respecto al trabajo que se realiza en materia de igualdad. El modelo patriarcal es tan antiguo como la vida, y hay estructuras de poder que acompañan al patriarcado. Los conceptos son modas fáciles porque corroboran lo que la ignorancia necesita justificar. Es fácil apuntarse a este tipo de argumentos que no requieren ninguna reflexión”.

Y no les falta razón al hacer estas afirmaciones. Cada vez son más las personas que utilizan este término muchas veces sin conocer, como bien comentamos anteriormente, su significado o su procedencia. No existen radicalismos en cuanto al “feminismo”, solo personas que quieren dar a entender que la necesidad de las mujeres de dar voz a las injusticias y luchar por la igualdad entre géneros es un radicalismo o una manera de hacerles sentir a los hombres inferiores respecto a la supuesta “superioridad” de las mujeres.

Resulta un tanto contradictorio que las personas machistas o misóginas tengan miedo de este “radicalismo” cuando son ellos los que han estado tapando a la mujer durante tantos años, reduciéndola a la nada para el triunfo del hombre, atentando así contra su dignidad de todas las formas posibles.

Escrito por alba_campos el oct 17 2018. Archivado bajo Reportajes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder