El independentismo entre dos mares

MIDORI CAMBLOR, OLEKSANDR VOYTYUK y JORGE MORAGÓN | El Parlament de Calunya ha sufrido una nueva división que, a diferencia de otras ocasiones, esta parece tener daños difícilmente reversibles. Los deseos del bloque independentista se han visto frenados por la pérdida de la mayoría absoluta y un distanciamiento en las posturas de los dos grandes partidos: Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts Per Catalunya (JxCat).

Integrantes del Parlament. Albert Bertrán.

En los momentos previos a la fisura de los dos grandes bloques, el independentismo gozaba de una amplia mayoría. Los 34 escaños de JxCat, junto con los 32 de ERC y los 4 de la CUP, sumaban 70 escaños, por encima del número necesario para tener mayoría absoluta (68 escaños).

Joan Tardà:«Si no son capaces de encarar la situación de Catalunya será su tumba política. Es imposible construir una sociedad si no se resuelve la fractura entre Cataluña y el Reino de España.»

Pese a tener un mismo objetivo, lograr la autodeterminación de Catalunya, ambos partidos tenían un plan muy distinto para conseguirlo. Algo que siempre creaba disputas entre ambos grupos. Algo que se trasladaba a dos órganos distintos como lo son Òmnium Cultural, para regular la lengua catalana, y Assamblea Nacional de Cataluña, agrupación en busca de la independencia. Ambos sembraron el precedente de lo que iba a ocurrir en la cámara, al ser dirigidos por miembros de ambos partidos.

Joan Tardà, diputado del Esquerra Republicano de Catalunya.

La ruptura entre  Junts per Catalunya y Esquerra Republicana se ha escenificado en el día de ayer, 9 de octubre, durante las votaciones de las propuestas de resolución. Varias iniciativas no han sido aprobadas, concretamente, el Govern ha perdido cerca de una docena de votaciones. Algunas de las iniciativas más importantes que no se han podido reprobar han sido: “la actuación del rey Felipe VI y abolir la monarquía” y “reivindicar la autodeterminación de Catalunya”.

Sergio Sabrià: «Nos reafirmamos en una moción aprobada en el 2015 y reaprobada en el 2016. Nos da la sensación de que renunciamos a avanzar.»

El posible proceso de autodeterminación pasa por su momento más crítico. La ruptura ha evidenciado una carencia de acuerdo entre ambas formaciones políticas. Esto ha sido escenificado en las últimas votaciones donde se han llevado la contraria. Podríamos estar ante el final del independentismo en Cataluña o ante el inicio de una nueva etapa. Solo el tiempo lo dirá.

Imágenes

Video

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Escrito por Jorge_Moragon el oct 10 2018. Archivado bajo Actualidad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder