AJMV, una asociación para todos

Reportaje

Luis Redondo | Rodrigo Soriano | Arturo Roda | Alba de Juan | Gonzalo Bosch | Jorge Peiró

Valencia, 13 de diciembre 2017

La islamofobia siempre ha sido un tema controvertido, a día de hoy, en 2017, es una de las máximas preocupaciones de la sociedad. Vivimos en un mundo que presume de un nivel de desarrollo y evolución al que ni siquiera nos acercamos. Se habla de valores como la tolerancia, el respeto, la globalización… sin embargo, en la practica el ser humano deja mucho que desear.

Paralelamente, surgen asociaciones con la expectativa de dar un servicio colectivo de cobijo y hermandad no solo a musulmanes. Concretamente en Valencia se encuentra la AJMV (Asociación de Jóvenes Musulmanes de Valencia), la cual lleva doce años organizando encuentros a nivel nacional donde vienen jóvenes de diferentes partes de España además de ayudar a los más desfavorecidos con actividades como la recogida de alimentos o de ropa.

Entrevista de Mar Cantador

AJMV forma parte del Centro Cultural Islámico de Valencia, el cual posee un diverso grupo de entidades para todo tipo de público sin distinción de etnia o religión además de funcionar junto a la LICOEN (Liga Islámica para el Diálogo y la Convivencia en España), situada aquí en Valencia. La asociación surgió hace veinte años con el objetivo de “despertar a la juventud, ya que está un poco ¨muerta¨” tras la iniciativa de un grupo de personas ya disuelto y desvinculado de la asociación. Su junta directiva actual está formada por el tesorero, Omar, al cual entrevistamos, la secretaria general Chayma, el presidente y la vicepresidenta, todos miembros jóvenes con un espíritu solidario.

Pudimos hablar con la Secretaría General del Centro Cultural Islámico de Valencia Mar Cantador, la cual nos presentó las diversas actividades del área social (al ser responsable de este área) que se realizan en la asociación además de contarnos su experiencia personal tras su conversión del catolicismo al Islam.

Cantador resalta que desde un primer momento tratan de ofrecer una atención global, observando las necesidades y dificultades que presenta la persona en cuestión. Añade que es en ese momento cuando ponen a disposición sus actividades y si no son capaces de resolverlas les derivan a otros centros o asociaciones para que sean atendidos y les puedan ayudar de la mejor forma posible, es muy importante que en este primer contacto se les pueda dar una buena acogida.

Mar cuenta que proviene de una familia necesitada y que es por eso por lo que trata de hacer la vida más fácil a las personas que recibe en la asociación: trata de comprender sus necesidades, angustias, preocupaciones y miedos a parte de motivar a los afectados a que cambien sus vidas a mejor.

Por este motivo, entre otros, Mar optó por el Islam a pesar de haber nacido en el seno de una familia valenciana cristiana. Para ella, “el Islam es un todo, un tesoro, una gran bendición y poder seguir el camino de Alá” y afirma sentirse muy orgullosa de la decisión que tomó en el pasado y de ser musulmana.

También tuvimos la ocasión de poder hablar con el tesorero Omar, quien contó algunos detalles sobre la financiación de la AJMV.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Actualidad social

Esta organización es una entre muchas de las que podemos encontrar en toda Europa. Lo ideal en un mundo globalizado y evolucionado como creemos que es el nuestro, no deberían existir este tipo de organizaciones, ya que la comunidad musulmana no necesitaría ayuda de las instituciones para integrarse en la sociedad occidental.

Sin embargo, por desgracia esto no es así, y la comunidad musulmana debe llevar en su día a día el rechazo de un gran porcentaje de la población. Desde un primer momento, puede parecer que los índices de islamofobia no sean tan altos como podemos reflejar en este reportaje, pero lamentablemente todos los datos han sido recogidos de informes realizados por organizaciones dedicadas a este tipo de tareas, como por ejemplo el ministerio de empleo y seguridad social.

La islamofobia se define como un sentimiento de hostilidad hacia el Islam y, por extensión, hacia los musulmanes. Esta, es una de las vertientes del racismo, concentrado en las personas pertenecientes a la comunidad musulmana, y ya no necesariamente referido a su raza o color de piel. Toda esta serie de tecnicismos podrían pasar desapercibidos en nuestros días, y más después de presumir de un desarrollo del que nos falta mucho para poder alcanzarlo realmente.

A día de hoy, todavía podemos ver por las calles como en un paso de cebra se manda un musulmán a “tu puto país”, o se prohíbe en un colegio a una niña poder llevar su hijab, u otros muchos casos deleznables y que a día de hoy incomprensiblemente nos toca seguir viviendo, y peor aún, continúan sufriendo personas cuyo “delito” es su creencia religiosa.

Hemos tenido el placer de escuchar el testimonio de Mar Cantador, una mujer valenciana y de infancia cristiana católica, que con el paso del tiempo decidió llevar su vida espiritual por el camino del islam, y desde ese momento cuenta con pena, pero al mismo tiempo con un tono esperanzador en busca del cambio, algunas experiencias que ha vivido y que nadie debería de sufrir.

Mar nos cuenta como se ha acostumbrado a recibir insultos o difamaciones por ir por la calle con el hijab sobre la cabeza, o estar paseando por Barcelona y que se forme un círculo alrededor suyo y que nadie se le acerque más del radio formado.

Mar ha sido testigo de actos de vandalismo sobre la sede de el centro cultural islámico de Valencia la mañana siguiente de los atentados ocurridos en Francia.

“Tras el atentado de Francia, nuestras instalaciones estaban inundadas de pancartas vejatorias hacia los musulmanes, los cierres de las mezquitas con silicona… También por otro lado fue muy bonito, los vecinos del barrio nos pusieron flores y pancartas diciendo que” la mezquita es de todos”. Pequeña concentración de los vecinos a favor de los musulmanes.”

Mar se muestra positiva con este tipo de muestras de cariño, y nos hacen pensar que el mundo en el que vivimos no es tan malo como parece, y que hay luz al final de un túnel negro y oscuro que ensombrece los valores de los seres humanos.

Es una vergüenza que continúe el racismo en nuestra sociedad, pero nosotros somos los únicos responsables para poder erradicarlo. No desviemos la mirada ante este tipo de agresiones, actuemos en favor de los derechos de las personas, seamos coherentes.

Galería

Datos

Escrito por Jorge_Peiro el dic 13 2017. Archivado bajo Actualidad, Sociedad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder