Refugiados: las promesas incumplidas cuestan vidas

Reportaje

Maria Jativa | Valeria Navajas | Carmen Alonso | Yassmine Rabtaoui |Estanislao Ortega | Melanie Lamazon | Agustina Buján

“Estamos sufriendo, en pleno siglo XXI, la mayor crisis humanitaria de personas refugiadas inmigrantes desde la Segunda Guerra Mundial”, proclamaba el manifiesto unitario de las organizaciones Europeas que convocaron una manifestación en repudio de la actuación del gobierno español con los refugiados. La manifestación se realizó bajo el lema “Time is Up!” (¡El tiempo se ha acabado!)  y  denunció el incumplimiento de cuotas de refugiados que debía acoger. “Ningún ser humano es ilegal”, “Ser inmigrante no es delito” o “No estamos todas, faltan las refugiadas”, eran algunos de los lemas que los manifestantes gritaban.

A esta protesta se han sumado doce ciudades de toda Europa: Atenas, Lyon, Amsterdam, Madrid, Sevilla, Granada, Munich, Valencia, Elche, Santiago de Compostela, León e Ioánina y además han participado un gran número de organicaciones no gubernamentales y plataformas como SickOfWaiting, Queremos acoger ¡ya!, Let’s bring them here!, Obrim Fronteres, Somos migrantes, Khora, En Red SOS Refugiados y Soup & Socks.

Manifestante con el lema de la marcha. FUENTE: propia

España se comprometió a reubicar y a reasentar a un total de 17.337 personas. El 26 de septiembre terminó el plazo del programa de acogida europeo. Hasta el 14 de septiembre España ha acogido solo a 1983 personas, poco más de un 11% del total asignado en su cuota. Este porcentaje coloca al país en el séptimo lugar en materia de cumplimiento de compromisos de reubicación.

Además, las políticas de asilo españolas durante 2016 han limitado al máximo el derecho de acogida a miles de personas que no solo huyen del conflicto sirio, sino también de otros, y que también sufren violaciones de sus derechos. Pero España no es el único país reticente a recibir refugiados. Los que más rechazo han demostrado han sido los de Europa del este: Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia. El gobierno húngaro ha desplegado al ejército para guardar su frontera meridional con Serbia y  tiene previsto cerrar casi totalmente su frontera y aprobar una nueva legislación que establece penas de prisión -de entre uno y cinco años- para aquellos que crucen ilegalmente su frontera.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

La importancia de la acogida de los refugiados

La mayor esperanza para quienes viven esta situación son las personas que se ofrecen de voluntarias para ir a facilitar ayuda y rescate. Javier de Lucas, fundador y primer director del Institut de drets humans de la Universitat de València, asegura que ha habido un número muy importante de voluntarios de toda Europa que han gastado vacaciones, tiempo libre y sus recursos económicos para ir a ayudar a campos de refugiados.

“Acoger a un refugiado es un asunto complicado si tenemos en cuenta que vienen con un trauma que ha de ser tratado psicológicamente o incluso médicamente. Vienen con problemas de idioma, de ausencia de trabajo,  de falta de escolarización y, por lo tanto, no basta con que una familia diga “acojo a un refugiado”, pero aun así es muy positivo que algunas personas presten su tiempo y recursos a esta problemática, que es más de lo que hicieron muchos gobiernos”, remarca Javier de Lucas, quien ha sido Presidente de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) 2008-2009 y miembro de la Comisión de seguimiento del Plan Nacional de derechos humanos (2009-2012).

Muchas personas en España apoyan la acogida de refugiados. (Fuente propia)

Por otro lado, plantea que hay un gran error en pensar que acoger a un refugiado es solo de ser buena persona o una cuestión humanitaria, sino que es también una cuestión jurídica.  España firmó un tratado llamado “Convenio de Ginebra de Refugiados”, en el que se comprometió a que, si había refugiados, tenía que recibirlos.

El asunto de los refugiados es un tema que repercute en nuestra sociedad, puesto que va a llegar un momento en el que ya no podamos mirar para otro lado. Ser refugiado no es una elección, es una imposición y ofrecer protección humanitaria es una obligación jurídica, no un juego de azar. Mientras tanto, una parte importante de la sociedad seguirá exigiéndole al gobierno que cumpla con su promesa.

Entrevista

Javier De Lucas: “En España hay que decir que el estándar básico de garantía de los derechos humanos es violado de una manera groserísima”

Dedicó buena parte de su vida a la defensa de los derechos de inmigrantes y refugiados. El español Javier de Lucas es desde hace 20 años un referente internacional del cumplimiento del derecho de asilo como una obligación jurídica más allá de la cuestión moral. Ahora, tomando unas horas a su cátedra de Filosofía del Derecho y Política en la Universitat de Valencia, escribió un libro provocador sobre la crisis de refugiados que desborda a la Unión Europea y Medio Oriente bajo el título de “Mediterráneo: el naufragio de Europa”.

embedded by Embedded Video

YouTube DirektEntrevista Javier de Lucas

Testimonio de Azhar Bilal, Virk y Ana Isabel

Bilal, Ana y Virk después de la entrevista. FUENTE: propia.

Ana Isabel Martínez (39 años), técnica de márketing y voluntaria independiente de Valencia, ha conseguido traer España a dos refugiados que conoció en los campos de Serbia, Azhar Bilal (29) y Furqan Ahmed (Virk) (20).

Azhar Bilal es un ingeniero informático de Pakistán que huyó de su país cuando los talibanes asesinaron a su padre, un militar y político famoso por la defensa de los derechos humanos. A él los talibanes le secuestraron y le amenazaron de muerte. Consiguió escapar a Irán, después pasó por los campamentos de refugiados de Turquía y Bulgaria hasta que llegó a la frontera Serbia, donde conoció a Ana, que participaba como voluntaria , junto con Virk, que tuvo que huir cuando la mafia arrasó con la granja donde vivía con su familia e intentó matarlo, pasando por Turquía, Bulgaria y finalmente Serbia.

Ante las represiones de la policía de las fronteras serbia y húngara y tras muchos intentos para cruzar estas, Ana decidió llevarles a España, puesto que sus vidas estaban corriendo peligro. Primero Bilal y luego Virk, con documentos de identificación falsos y desafiando la ley de un gobierno fallido que ha incumplido la cuota de refugiados que debía acoger.

En esta entrevista nos relatan sus testimonios así como la situación en los campos de refugiados en los que han estado.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Encuestas

Estadísticas sobre la opinión pública valenciana

En estos temas de extremada delicadeza y tal importancia, la opinión pública es crucial. Aquellos a quienes sus convicciones los movilicen a manifestarse en favor o en contra de una situación pueden llegar a cambiar la realidad. Las estadísticas mostradas a continuación son resultado de una encuesta realizada a once personas de entre 16 y 65 años en Valencia- todas elegidas al azar.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

En primer lugar, un 55% de las personas consultadas aseguraron estar informadas sobre la situación de los refugiados en España. Otro 27% solo tiene conocimientos a partir de información que transmiten los medios de comunicación y el 18% restante desconoce el tema.

Respecto a las 1983 personas que acogió España de las 17 mil que se comprometió a acoger, un 73% de los valencianos consultados opinó que el gobierno debería respetar lo que prometió, mientras que un 18% consideró que el número de refugiados con los que se colaboró está bien. Por otro lado, un 9% coincidieron en que es un número menor, pero que “por lo menos se aceptó gente”.

Dos meses atrás, el Estado Islámico golpeó el corazón de Barcelona dejando 16 muertos y más de 100 heridos en el atentado más grave que sufrió España desde el 11-M y el primero yihadista desde entonces. Un 73% de los valencianos consultados aseguran que la relación entre el terrorismo y la crisis de los refugiados es directa, que el primero influye sobre la otra. Mientras que un 27% asegura que la decisión de aceptar a un menor números de migrantes fue previa. Juan de 40 años, señaló que existe una “alarma social” y que “desde el punto de vista solidario no está bien relacionarlo, pero de esta forma se evitan otros riesgos como los atentados”.

Prácticamente la totalidad de los consultados coincidieron en que el gobierno Español debería seguir con su obligación de acoger a más refugiados. Ante esto, Julia, de 56 años, mencionó: “El mundo es sin fronteras. Es una putada que estén pasando por esto y que nadie los ayude”.

La imagen de Rajoy es una de las más golpeadas en este tema. Un 64% considera que es mala, un 27% se mantiene neutral y sólo un 9% asegura que es buena. “Rajoy debería ponerse en el lugar de los demás, podríamos estar en esa situación en cualquier momento. No quieren otra cosa que huir del terror y de la guerra”, indicó  Eva, de 58 años. Finalmente, Alba de 29 concluyó: “¿Al gobierno de España que le diría? Que intercambiamos corruptos por refugiados”.

Galería

Escrito por Carmen_Alonso el oct 11 2017. Archivado bajo Reportajes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder