Proyecto Hiedra, un apoyo por el que crecer

Mireia Baixauli, Claudia Campos, Víctor Rapún, Lucía Ortega, Álvaro Ruiz y Claudia García | VALENCIA, 30 de noviembre de 2016

Reportaje Proyecto Hiedra

Proyecto Hiedra es un proyecto impulsado por Cáritas Valencia, realizado desde 2002 en el barrio de L’Olivereta. Fundado por Paco Solsona y Mari Luz Barreña, Proyecto Hiedra nació para ser un apoyo a todos esos niños expuestos a exclusión social y, por supuesto, a sus familias. En un primer momento, iba dirigido explícitamente a las mujeres, aunque actualmente trata con gente de todos los sexos y edades. Este proyecto no sería posible sin los trabajadores y voluntarios que dedican mucho tiempo a que este siga adelante.

Proyecto Hiedra: un apoyo por el que crecer

A principios de siglo, un gran aforo de inmigrantes- en su mayoría, sudamericanos- llegó al barrio valenciano de L’Olivereta. Su integración en la sociedad española no fue sencilla: nuevas costumbres, nueva cultura y nuevo ambiente. Ni siquiera compartir la lengua española era un punto a favor, pues la variación del dialecto en el vocabulario también suponía un impedimento para las nuevas familias.

Niños del Proyecto Hiedra hacen postales para Navidad

Proyecto Hiedra busca ayudar a esas familias (lideradas en su mayoría por mujeres) para que esa inclusión en la sociedad  sea más sencilla. El director de este proyecto, Paco Solsona, deja claro que “lo que se quiere conseguir es ser un apoyo o soporte, como el muro que necesita lplanta trepadora para crecer”, y no ser quien haga todo el esfuerzo por ellas.

En los catorce años de proyecto, la situación ha cambiado mucho: ya no son “exclusivamente” familias inmigrantes. Los problemas han cambiado de lado. Ahora, con la crisis, la gente que acude con sus hijos en busca de ayuda a la iglesia María Medianera, presenta perfiles muy diferentes.

No obstante, la clave sigue siendo ayudar, independientemente de quién sea el que pide esa ayuda.

Una trabajadora atiende a una de las madres de Proyecto Hiedra

El proyecto tiene como finalidad ‘favorecer el desarrollo integral y fomentar la integración social del colectivo de mujeres en situación de especial vulnerabilidad, con o sin cargas familiares, del barrio de La Olivereta. Trabajar en la integración social y prevención de sus hijos menores. El proyecto se desarrolla a través de la dinámica participativa del grupo de mujeres y niños en la ejecución de diversos talleres; formativos, lúdicos, culturales, desarrollo en valores, guiados por el personal técnico y voluntario del proyecto’.

En la parroquia María Medianera, el proyecto se realiza cuatro días a la semana con diferentes tipos de talleres: educación para la salud , desarrollo integral para mujeres, talleres prelaborales para mujer (cocina, costura, artesanía,…), formación básica para mujeres (lectoescritura, lectura comprensiva,…), apoyo escolar para los menores , educación infantil, habilidades sociales, educación en valores , ocio y tiempo libre, animación sociocultural  y servicio de biblioteca.

Los niños más mayores del Proyecto Hiedra hacen sus deberes

Gracias a la colaboración de La Caixa, aunque las ayudas podrían ser mucho mayores, el proyecto sigue adelante. Con el esfuerzo y la constancia de todos los que participan en él, esas familias podrán seguir recibiendo la ayuda que están recibiendo hasta ahora. Una ayuda que las personas del barrio de L’Olivereta agradecen con muestras irrefutables de cariño.

“One Team”, un ejemplo de ayuda del Valencia Basket

Proyecto Hiedra continúa dando lo mejor de sí, sin apenas subvenciones públicas, pero con el mismo esfuerzo y ganas que cuando comenzó. Sin embargo, existen colectivos cuya entrega y generosidad sigue presente en el conjunto de programas y planes anuales con el objetivo de ayudar a aquellas organizaciones cuya labor se centra en la ayuda social destinadas a sectores marginados o necesitados de la sociedad.

Uno de los mejores ejemplos que podemos encontrar en Valencia es el proyecto “One Team”, realizado dos veces por temporada por el Valencia Basket, y dirigido a este tipo de organizaciones. Este año, el club se encuentra trabajando con Proyecto Hiedra desde el 10 de noviembre, disfrutando cada jueves de 4 a 6 de la tarde, de unos entrenamientos ejercidos por Paco Pardo, Pepe Casares y Juanjo Rojo, en el Complejo Cultural La Petxina de Valencia que se realizarán durante 10 sesiones.

Entrenadores de One Team Valencia Basket con niños del Proyecto Hiedra

En estas sesiones, “One Team” no busca forjar un equipo para llevarlo a una competición, sino que su intención es enseñar los conceptos básicos de un deporte colectivo como es el baloncesto, y así conocer los valores de sacrificio y responsabilidad que se derivan del ejercicio organizado. Es decir, usar el deporte como fórmula de desarrollo personal y encauzar sus pasos hasta encontrar en la práctica de cualquier actividad deportiva una vía para crecer como personas.

Víctor Luengo, ex jugador del Valencia Basket (1992-2007), es actualmente el responsable de “One Team”. Ante el inicio de un nuevo curso, en esta ocasión con Proyecto Hiedra, el valenciano -por medio de la página del club- elogió la labor que hacen en la enseñanza de los valores de integración e igualdad con los niños, un objetivo que la entidad deportiva también quiere potenciar mediante el baloncesto.

Otros proyectos similares

La gran labor social que realiza el Proyecto Hiedra en la sociedad, sobre todo para los vecinos de l’Olivereta, no es única, ya que existen otras muchas organizaciones sin ánimo de lucro con el mismo objetivo.

Tarta de 11.432 pañales realizada por Ca La Mare, que consiguió el Premio Guinness de 2016

Una de ellas es la Asociación Ca La Mare, situada en el municipio valenciano de Catarroja, dedicada a atender a personas en situación precaria sin importar edad u origen geográfico. Basan su actividad principalmente en proporcionar alimentación y sostenimiento a personas en riesgo de exclusión social. Un ejemplo de las actividades que realiza esta asociación, es la campaña que están realizando actualmente, ‘‘Tu manta, su vida’’, la cual consiste en la recogida de mantas para personas que no disponen de un hogar en el que poder dormir. Para facilitar esta recogida, la organización invita a los que deseen participar y no puedan ir expresamente al local, a dejarlas en cualquier lugar de la ciudad en el que hayan visto a alguien durmiendo sin techo.

Otra organización ejemplar es Sant Joan de Déu. Fundada en Valencia en 1992, Sant Joan ofrece ayuda a aquellas personas que necesitan un lugar donde refugiarse. De esta manera, les proporciona alojamiento temporal en su albergue, así como también les posibilita obtener viviendas de inclusión.

Por otro lado, la organización también ayuda a la personas que necesitan rehabilitación por adicciones y patologías relacionadas con el juego a través del programa ‘Fent Camí’. Finalmente, también destaca su centro Tàndem, a través del cual fomenta la ocupación, la formación para el empleo y la inserción laboral. Esta Obra Social centra sus esfuerzos, esencialmente, en dos aspectos: promover la solidaridad de las personas, las empresas, las entidades y las instituciones y sensibilizar a la sociedad para romper prejuicios y fomentar la inclusión social.

Equipo que forma parte de los servicios sociales de Sant Joan de Déu en Valencia

Para realizar estas ayudas, Sant Joan de Dèu dispone de voluntarios, que cada día dan apoyo a los trabajadores, durante la comida y la cena, y que ayudan también en la limpieza del comedor, mientras atienden, escuchan, acompañan y animan con juegos de mesa y, a la vez, organizan y dinamizan actividades lúdicas. En definitiva, tratan de generar iniciativas que favorezcan la interrelación entre los usuarios.

Cáritas en datos

A lo largo de estos últimos 15 años, el nombre de beneficiados por las ayudas de Cáritas Diocesana de la Comunidad Valenciana se ha visto incrementado. Cada vez más españoles han acudido a ella, más dinero se ha invertido en atención primaria, más ha aumentado la cronificación de las familias desfavorecidas y más voluntarios se han ofrecido para mejorar la vida de los desfavorecidos.

A continuación, analizamos brevemente la vida de esta organización desde el 2005 hasta el 2015.

Pulsa aquí para ver todos los datos de los gráficos

Galería de imágenes

Esquema de los pilares del Proyecto Hiedra

Autores

Mireia Baixauli

Claudia Campos

Víctor Rapún

Lucía Ortega

Álvaro Ruiz

Claudia García

Vídeo del reportaje

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Declaraciones

“La mayoría son niños que están en exclusión social, y se les dá una alternativa de ocio en el que se trabajan los valores, la cooperación y el trabajo en equipo’’ (Marta Solsona, trabajadora del Proyecto Hiedra)

“Nuestros esfuerzos merecen la pena porque son niños muy agradecidos. No tienen nada y te lo dan todo. Es muy gratificante’’ (Marta Solsona, trabajadora del Proyecto Hiedra)

“Estando las nenas ahí he conocido más el proyecto, veo todo el apoyo que tienen ellas y el apoyo que dan a las familias’’. (Madre de dos niñas que acuden al Proyecto Hiedra)

“Al principio tú haces la labor por ellos, pero llega un momento en el que sientes que son ellos los que te están dando la vida a ti.’’ (Rocío Molpeceres, voluntaria del Proyecto Hiedra)

Escrito por Claudia Campos el nov 29 2016. Archivado bajo Reportajes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder