Alternativas sostenibles en una sociedad global

El cambio social y económico y la capacidad del ser humano para adaptarse a él son dos de las constantes que se repiten una y otra vez a lo largo de la historia. Lo inexorable de esa evolución sociológica sólo hace que animar a que nosotros, seres sociales, nos reiteremos continuamente en nuestros esfuerzos por tratar de discernir las causas y los efectos de dicho cambio y por, hasta cierto punto, intentar controlarlo. ¿Pero es eso posible?

La respuesta a este interrogante se vuelve aún más incierta en un mundo en el que las viejas instituciones de los estados-nación están gravemente erosionadas –cada vez con más intensidad– por el predominio imponderable de un sistema económico mundial basado en la dinámica expansiva del modelo neoliberal y en la informatización y globalización de sus sistemas financieros, con todo lo que ello comporta a nivel de inseguridad y desequilibrios para la mayoría de la población del planeta, como bien hemos podido comprobar en el actual contexto de crisis económica y política.

Por otra parte, tomar una posición determinista o fatalista frente a este panorama, que en muchas ocasiones puede desbordar nuestro entendimiento del mundo, sería una grave falta para con nosotros mismos, puesto que estaríamos subestimando, o incluso despreciando, todos los medios –fundamentalmente de comunicación– que la tecnología a puesto a nuestra disposición, así como todos los conocimientos heredados a lo largo de generaciones y que ahora caen en el olvido ante el paradigma imperialista neoliberal.

De hecho, cada vez más personas, integradas dentro de la red informacional mundial que es Internet y de otras formas de organización social no-jerárquicas, se coordinan para formar movimientos sociales generalistas, grupos de apoyo y solidaridad, plataformas en defensa de algún asunto concreto… Todo ello con una organización puramente horizontal que se erige como la alternativa a los modelos de dominación imperantes.

Laura Camila Jiménez

Josep Climent Martinez

Ana Hernández Iranzo

Susana Isabel Núñez Lendo

Guillermo Rodríguez Gil

Cristina Sala i Soler

Red alternativa

Un buen ejemplo de este tipo de organización alternativa es la Red Sostenible y Creativa, ideada y coordinada, en un primer momento, por Ferran Caudet, y que persigue la formación de un sistema alternativo de organización socioeconómica, que implique una mayor cooperación entre personas y que palie los aspectos más destructivos de la competitividad fomentada por el capitalismo global.

La colectivización frente a la individuación, la confianza frente al recelo y el egoísmo económico, la comunicación en red frente la relación prácticamente lineal entre los medios de comunicación tradicionales y la ciudadanía global son algunos de los objetivos que persigue esta organización apolítica, que se declara diversa, plural y abierta a la participación de cualquiera que quiera innovar o crear.

La Red Sostenible y Creativa también se centra en ámbitos más concretos, como la educación, la sanidad, la bioconstrucción o la agroecología, para canalizar el cambio social mediante foros, charlas, talleres, mercadillos y otras tantas actividades de carácter específico en función del campo de acción. Además, ha creado un Sistema de Organización Local (SOL) que sirve como sistema complementario alternativo en las transacciones comerciales para las personas en su día a día.

En definitiva, iniciativas como ésta, que pretenden fomentar la conexión y la confianza entre personas de sectores socioeconómicos dispares, son las que trazan una ruta diferente dentro del cambio dentro de esta sociedad del infocapitalismo global. Un cambio que, como bien dice Ferran Caudet, “no sólo es posible sino que está en marcha ya”.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Sol: la moneda

Dentro de la Red sostenible y creativa, una de las iniciativas más significativas es la del Sistema de Organización Local (SOL), puesta en marcha el 30 de octubre de 2010 en Valencia. SOL es una iniciativa que se basa en el establecimiento de una moneda propia, a través de la cual se inicia un intercambio de bienes, servicios, objetos y conocimientos siempre de mutuo acuerdo entre las dos partes.

Este sistema funciona con soles, una moneda no acuñada, que no es tangible como el euro o el dólar. Tal y como afirma Lunae, coordinadora de esta iniciativa, “una moneda es un acuerdo social entre un grupo de personas” y para ello no hace falta un elemento material, solo el acuerdo común.

Las personas que deciden formar parte de SOL tienen una cartilla de intercambio en la que se reflejan todas las transacciones que han hecho dentro de este proyecto. Si su saldo es positivo significa que han dado más de lo que han recibido, y si es negativo significa que han recibido más de lo que han dado. El objetivo es que al final de cada cartilla tu saldo sea 0, que estés en equilibrio y hayas dado lo mismo que te han dado a ti.

¿Cuánto vale un sol? No hay una respuesta para eso. El sol no tiene una equivalencia en otras monedas de curso legal, aunque Lunae nos dice, para ubicarnos, que un sol podría valer lo mismo que un minuto. Es decir, un masaje de 60 minutos te cuesta 60 soles. Aún así, no es una equivalencia exacta y el valor de tu servicio tiene que estar acordado con la persona a la que se lo vas a entregar.

El SOL no es una iniciativa aislada en Valencia. Tiene antecedentes muy variados, como el SEL francés (Systéme D´echange Local) que supone el 30% del gasto económico individual en Francia, o la ciudad de Ítaca, cerca de Nueva York, que funciona en dólares y en horas. Además, según el equipo de coordinación de la Red sostenible y creativa, “Argentina sobrevivió al corralito gracias al trueque” aunque es algo que no salió en los informativos “porque no interesa”. La fuerza del SOL (que en Valencia usan unas 100 personas) se está extendiendo a otras ciudades como Patraix, Almenara, Ciudad Real o Gandia y está continuamente en movimiento, reuniéndose y uniendo cada vez a más gente.

El objetivo de SOL es crear iniciativas de transición hacia un sistema económico distinto, porque el que tenemos ahora no es sostenible. “El sistema económico actual se colapsará algún día, y hay que emigrar a otro sistema económico”, afirman desde la Red, y engloban a SOL como una iniciativa más junto a muchas otras (el trueque, el banco del tiempo) que conciencian a la gente de que algo tiene que cambiar en esta sociedad capitalista e individualizada.

En definitiva, el Sistema de Organización Local es un pequeño paso para dirigirnos a una sociedad regida por otros valores. No es un proyecto utópico, es un proyecto de otra realidad que también existe. Estrechar lazos, confiar en los demás, ser conscientes de que la riqueza debe estar equilibrada para que el mundo se sostenga, todas estas ideas están en el núcleo de una iniciativa que, esperamos, se consolide.

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Educación

Una nueva pedagodía para la Educación

La Red Sostenible  y Creativa cuenta entre sus núcleos de trabajo con una rama especializada  en la educación,  esta iniciativa fue creada como método de apelación al sistema clásico de formación educativa, el cual consiste en enseñar practicas e información al ser humano, como lo explicó Ferran Caudet, coordinador de la red, “la sociedad suministra información que capacita al sujeto para estar en un mundo enfocado a la competitividad e individualismo”.

Desde el punto de vista de la red, el objetivo de creación de la rama de educación, es ejercitar las capacidades de cada persona para ayudarle a desarrollarse como ser humano, más no con el objetivo de que compita con otro ser, este programa ve  el cambio de ideas como un medio para desarrollar las cualidades, aquellas que no se crean con el contacto con la sociedad, si no, que nacen con el ser, (sus capacidades autóctonas) es decir, se fortalece a la persona pensando en su bienestar y no en que puede ofrecer a la sociedad.

Hasta el momento, la rama de Educación ha trabajado por medio de reunionescoordinadas en las cuales se intercambia conocimiento, el núcleo esta abierto a las personas que participan de la red (el único requisito para participar de la misma, es asistir cuando la persona tenga disponibilidad, en otras palabras, querer), en la actualidad son  aproximadamente 100 miembros  los que están participando de la red en general y  con los que estas dispuestos se está solidificando el núcleo de Educación.

En la búsqueda de prestar un mejor servicio educativo, la red sostenible y creativa se ha interesado por buscar un método especializado que sea compatible con su misión y visión, la cual se resumiría como lo afirmó, Lunae, coordinadora de una de las ramas, “el bienestar de la persona, el cual es el  porqué de la felicidad del ser humano”, por lo anterior se está preparando incorporar para el año 2012 el método ASIRI (palabra que significa sonreír en idioma Quechua, Perú), que tiene como principio  desarrollar la creatividad, la visión, la visualización y la alegría, de quienes lo eligen como método de aprendizaje.

Como lo plantea el método ASIRI, no hay preferencia de edades, es decir que el grupo estaría conformado por hombres y mujeres de todas las edades, y las reuniones se tendrán a cabo una vez por semana en coordinación con los integrantes del grupo, en el presente se están desarrollando los días Lunes, pero esto podría modificarse en el siguiente año.

Para conocer más sobre la pedagogía Asiri haz click aquí

Bioconstrucción

Bioconstrucción, un horizonte arquitectónico diferente

Las alternativas abarcan todos los aspectos de nuestra realidad y, como no podía ser de otra manera, la construcción, nuestras formas arquitectónicas, esqueleto dentro del cual realizamos una parte importante de nuestras actividades, también debería ser replanteada

Mientras en la última cumbre del clima de Durban (Sudáfrica) no se logra cerrar el reparto mundial de emisiones, las organizaciones en torno al cambio climático y medio ambiente continúan alertando sobre el impacto que este sector causa en el medio ambiente.

Cansados de esperar a que se tomen medidas generalizadas de política ambiental que nunca llegan, cada vez un mayor número de personas comienzan a organizarse de manera independiente a las autoridades, gobiernos y empresas. Comienza ahora a cobrar mayor protagonismo la vieja filosofía “Piensa global, actúa local”.

Señalan desde el equipo de Bioconstrucción de la Red Sostenible y Creativa que lo principal es la eficiencia.  Y para ello, es necesario seguir unos principios:

  1. Ubicación adecuada.
  2. Integración en su entorno más próximo.
  3. Diseño personalizado según las necesidades del usuario.
  4. Adecuada Orientación y distribución de espacios.
  5. Empleo de materiales saludables y biocompatibles.
  6. Optimización de recursos naturales.
  7. Implantación de sistemas y equipos para el ahorro.
  8. Incorporación de sistemas y equipos de producción limpia.
  9. Programa de tratamiento de los elementos residuales.
  10. Manual de usuario para su utilización y mantenimiento.

Casa construida con superadobe

Desde el punto de vista socio-económico, la Bioconstrucción, señalan, es más rentable que una vivienda convencional. La materia prima es más “barata” y, además, los trabajadores pueden aprender técnicas de autoconstrucción.

Ahora bien, las velocidades y las alternativas en este sector son muy variadas. Desde los que plantean que cada uno debería ser autosuficiente para construirse su propia vivienda, hasta los que incorporan este modelo sin renunciar a la especialización y al trabajo de los expertos.

Desde la Red Sostenible y Creativa, algunas voces son partidarias de la primera. Los implicados en el proyecto Domoterra, señalan que para adquirir una vivienda, tenemos dos posibilidades: “Hipotecarnos durante nuestra vida o aprender el sistema adecuado para autoconstruirnos nuestra propia vivienda, dedicando a ello dos o tres años de nuestra vida”.

Autoconatrucción de un casa con superadobe

Esta curiosa manera autoconstrucción,  se realiza con superadobe, un elemento que permite crear edificaciones, en la mayoría de los casos circulares, (Eco-Domo).  Para ello se utilizan sacos a modo de tubos llenos de tierra o arena y las paredes se curvan hacia el interior para formar una cúpula resistente sin necesidad de usar madera. Además estas construcciones pueden incorporar sistemas energéticos renovables, como agua caliente solar, equipos eléctricos fotovoltaicos o depuración y reciclaje de aguas.

No obstante, desde la red, no solo se plantean proyectos de autoconstrucción, sino que, de manera incluyente, la bioconstrucción abarca la construcción Ecoeficiente y construcción Ecológica realizada por profesionales del sector. Un ejemplo de esto último serían las asociaciones de empresas como la de Biosocyr , que asesoran sobre temas de Ecoeficiencia y materiales en una iniciativa parecida a la de “Cadena de Favores”.

Vivienda ecoeficiente

Con estas iniciativas se pretende hacer converger las técnicas ancestrales, con la tecnología de punta. Pretenden fundir la experiencia local rural con la información web de otros países. Se trata de conciliar la visión de los continúan produciendo sin detenerse, esperando que la tecnología les salve la vida,  y la de aquellos que ven como el equilibrio natural futuro solo se podrá dar si existe una conciencia de eficiencia ecológica colectiva.

Agroalimentación

No son pocas las advertencias sobre lo pernicioso de la agricultura masiva e industrial. Los productos químicos que se utilizan en este tipo de agricultura sofisticada y acelerada se resisten a ser eliminados, pues resulta una tarea casi imposible ponerles freno en las plantas depuradoras. ¿Y dónde van a parar todos los pesticidas y productos? Cómo decía Jorge Manrique: todo al mar. El mar es el principal contenedor, pero no el único.

La continua degradación del medio ambiente se está produciendo por diversos frentes y afecta necesariamente a la salud. La entera población se nutre de ella y ya son muchos los especialistas en salud los que han enunciado las consecuencias de seguir apostando fuertemente por el uso de la química y la genética para rentabilizar el improductivo sector agrícola inserto en la dinámica de la economía de mercado que relega a este sector el papel de parcela devaluada.

Jean-Paul Jaud en Nuestros Hijos nos Acusarán, cuenta los devastadores efectos que está teniendo sobre la infancia la excesiva exposición a una gran variedad de tóxicos, especialmente a través de la alimentación. Con este film, avalado por numerosos expertos y testimonios verídicos de afectados, se prevé una vida más corta para infancia de hoy, que es la que está experimentando la total entrega a la química por la industria de la alimentación que hace oídos sordos ante las pruebas, cada vez más evidentes, de que los productos que salen al mercado carecen de la comprobación y de la perspectiva temporal necesaria para concluir con resultados que garanticen la seguridad de lo que se come.

La manera de producir alimentos constituye una máquina más dentro de la sociedad postindustrial regida por un sistema competitivo, de libre mercado, actualmente sumido en una crisis de alcance mundial al que, según se observa, se está intentando hacer frente con infinidad de fórmulas nuevas –y no tan nuevas- que buscan formas alternativas de organización. La agricultura ecológica crece con fuerza, pero, todavía marca las diferencias sociales en la mesa, pues a ella sólo acceden las personas con perfiles socioeconómicos altos, que están al corriente de las ventajas de alimentos libres de químicos.

El fenómeno social del 15M trajo un término que cada vez gana mayor fuerza: el de soberanía alimentaria. Es una expresión que viene a reclamar un mayor compromiso por parte de la industria alimenticia; se pide más transparencia sobre los diferentes procesos a los que el producto ha sido sometido; se reivindica información, en definitiva una etiqueta que satisfaga la necesidad y el derecho del consumidor por saber qué compra.

La Red Sostenible y Creativa también ha dado respuesta a esa necesidad a través de numerosos talleres con los que pretende acercar a los participantes formas de producir más respetuosas con el medio. Un acercamiento que se lleva a cabo con el ejemplo, pues a sus actividades acercan a agricultores y productores ecológicos que cuentan sus experiencias y no como algo novedoso -la ecología en el campo es la forma en la que se vienen haciendo las cosas desde hace siglos-. Además entienden el sector agrario como un campo -nunca mejor dicho- donde la jerarquía interna, su estructura organizativa debe ser horizontal, lo que tradicionalmente se conoce como cooperativismo. Esta, es una de las muchas iniciativas que quieren combatir la crisis con formas originales, en el sentido etimológico de la palabra; en el origen está la solución, su adaptación a la dinámica de vida actual es una cuestión de diálogo, de debate que solo se consigue acercándose a uno de estos grupos comprometidos.

Salud

Nadie cuestiona que el sistema sanitario actual sea el mejor que hemos tenido hasta la fecha. En cierto modo, es la consecuencia lógica de la medicina moderna y la evolución humana. Sin embargo, la avaricia y el ánimo de lucro también se cuelan en el campo sanitario, poniéndolo en peligro. Y es que la medicina también es un negocio. ¿Por qué si no iban las farmacéuticas a investigar las epidemias globales? Con las vacunas y los medicamentos se aseguran un mercado de millones de personas.

No obstante, seguro que todos conocemos alguna de esas raras enfermedades que solo padecen cien personas en todo el planeta. Ese tipo de dolencias no suele tener cura. ¿Por qué? Muy sencillo: no son rentables. Por ello, quienes las sufren, tienen que pagar cirugías millonarias que solo se aplican en la otra parte del globo. Esta injusticia destapa que la salud no está centrada en los intereses humanos, sino en los comerciales.

Imagen del Ciclo de salud Holística

También hay matemáticas. Un médico receta en un mes medicamentos por valor de 10 veces su sueldo. Cada día se descubren nuevas enfermedades y aumenta el número de enfermos crónicos; todo un negocio, puesto que son ‘enfermos’ de por vida.

No hay duda de que la situación del sistema sanitario necesita una revisión. Con este fin, desde organizaciones como Red Sostenible y Creativa se intentan buscar alternativas. O por lo menos dar ideas para remediar los errores. Prueba de ello es el Ciclo de salud Holística: Nuevas Perspectivas que la Red celebró en el Colegio de Médicos de Valencia. En el Ciclo se analizó el estado de la salud en España y sobre todo en la Comunidad Valenciana.

De esta forma, es más sencillo concienciar a la gente de lo que está pasando. Además, desde el equipo de salud de la Red, se organizan conferencias y charlas para acercar la realidad del sistema sanitario a los asistentes. Pero el asunto no queda ahí. Se aportan soluciones, muchas veces nacidas de la lógica. Por ejemplo, reduciendo las recetas médicas innecesarias habría un aumento del presupuesto. Y ese presupuesto puede ser utilizado para contratar más médicos y escuchar mejor al paciente, en lugar de recetar siempre los mismos medicamentos. Así también aumentaría el tiempo medio por paciente, que en España es de 6 minutos. Joan-Ramon Laporte, jefe del servicio de farmacología en Valle Hebrón, asegura que muchas veces se recetan antidepresivos cuando el paciente presenta síntomas de tristeza, que no de depresión.

Existen medicinas alternativas que realmente pueden ser muy útiles. Sin embargo, no nos tenemos que quedar solo con eso cuando se habla de búsqueda de alternativas en el sistema sanitario. Para buscar los errores de la medicina, basta con actuar con lógica y sentido común. Y eso es algo que, en los tiempos que corren, es tan valioso como poco frecuente.

Ponentes del Ciclo de salud Holística

Galería de imágenes y videos

Sobre la creación de la Red Sostenible y Creativa

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Sobre la espiritualidad de la Red

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Escrito por Ana Hernández Iranzo el dic 14 2011. Archivado bajo Reportajes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

1 Comentario por “Alternativas sostenibles en una sociedad global”

  1. [...] para un reportaje sobre alternativas sostenibles en la sociedad global (que podéis ver aquí completo) descubrimos una fundación, la Red Sostenible y Creativa, que actúa en Valencia y se [...]

Comentarios cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google
Aquí iría un anuncio vertical que no tenemos...
Acceder